flecha para subir contenido
icono abrir menu
LA CHACONA DE BACH
CLARA SCHUMANN
SCHUBERT RESUMEN BIOGRÁFICO

SCHUBERT

RESUMEN BIOGRÁFICO

ALGUNOS DATOS RELEVANTES SOBRE LA VIDA DE SCHUBERT QUE NOS PUEDEN ENSEÑAR A ENTENDER SU OBRA

Franz Schubert nació en Austria el 31 de enero de 1797, en el seno de una familia de recursos económicos bastante limitados, no obstante, obtuvo una educación muy potente. Desde muy pequeño manifestó gran amor y mucha facilidad para la música.

Desde muy joven tenía muy claro que quería dedicarse a la música por encima de todo y que no quería ser profesor como su padre. Durante toda su vida intentó vivir solo de sus composiciones, lo que era prácticamente imposible y necesitó mucha ayuda de sus amigos.

Su música fue muy poco conocida y valorada durante su vida, prácticamente solo se interpretaba en las reuniones que organizaba en casa de amigos, muchos intelectuales y muy bohemios. Estas veladas en las que podía mostrar sus obras se dieron en llamar SCHUBERTIADAS.

Teniendo en cuenta que sus obras estaban pensadas para ser interpretadas en casas y lugares pequeños, Schubert dedicó la mayor parte de su producción a la música de cámara. Compuso sobre todo para piano pero también para pequeñas formaciones, dúos, tríos, cuartetos, quintetos, etc. Se sentía muy cómodo con la forma sonata aunque también compuso muchas obras de pequeña forma.

Schubert era un gran amante de todas las artes y de la literatura muy especialmente. Su devoción por la poesía lo empujó a componer cientos de LIEDER. Los lieder (canciones, en alemán) son piezas para voz y piano en las que tanto la unión entre la música y la poesía como la simbiosis entre la voz y el piano son absolutas y las convierten en obras únicas que marcaron una nueva era en la historia de la música.

Teniendo en cuenta lo cortísima que fue su vida, su producción musical fue enorme, compuso además de la música de cámara, muchas otras obras, incluso óperas que era lo que daba dinero en esa época, aunque, en el caso de Schubert, sin ningún éxito. Escribió obras vocales y religiosas y, por supuesto, sus imprescindibles sinfonías.

La sífilis, junto con unas fiebres tifoideas acabaron con su vida de forma muy temprana el 19 de noviembre de 1828.